viernes, 14 de septiembre de 2007

La FIA explica los motivos de la sanción a McLaren


En sus conclusiones, la FIA deja en mal lugar a los pilotos de McLaren por informarse a través de fuentes “ilegítimas”

El equipo McLaren Mercedes fue multado el jueves por el Consejo Mundial de la FIA con 100 millones de dólares y sancionado con la pérdida de todos los puntos del campeonato de Constructores 2007. Alonso, Hamilton y De la Rosa fueron exonerados al haber colaborado en la investigación. La FIA publicó finalmente ayer los motivos de la sanción y entre ellos incluía los correos electrónicos entre Fernando Alonso y Pedro de la Rosa que “muestran inequívocamente que ambos recibieron, vía Coughlan, información confidencial de Ferrari”.

La federación dice que en la información facilitada por De la Rosa, éste “confirma que Coughlan respondió al mensaje con detalles precisos del reparto de pesos de Ferrari”. En su comparecencia, De la Rosa dijo que a la vista de dicha información, en la que quedaba claro que los repartos de pesos de los coches de ambos equipos eran tan diferentes, decidió que no se podría hacer una prueba en el simulador. Asimismo, aseguró que esa información no le pareció importante.

La FIA, en sus explicaciones, señala que le extraña que De la Rosa, que es un piloto de pruebas, tome por sí mismo una decisión así, y que considere como no importante la información recibida, cuando días después estuvo dialogando de ello por correo electrónico con Alonso.

Las e-mails de Alonso y De la Rosa

En un documento de 14 páginas, la FIA asegura que ambos “sabían que esta información de Ferrari era confidencial” y que fue Stepney, ingeniero de Ferrari, quien se la facilitó a Mike Coughlan, jefe de diseño de McLaren. Dicho organismo afirma que “el 21 de marzo de 2007 a las 09.57 el señor De la Rosa escribió a Coughlan en los siguientes términos: "Hola Mike: ¿Sabes cuál es el reparto de pesos de los coches rojos? Sería importante para nosotros saberlo para que podamos probar en el simulador. Gracias de antemano. Pedro. Posdata: Estaré mañana en el simulador”.

Asimismo, la FIA incluye otro correo electrónico de Pedro de la Rosa, enviado el 25 de marzo de 2007 a las 01.43 a Fernando Alonso, en el que le informa de la distribución de pesos que Ferrari iba a usar en sus dos coches en el Gran Premio de Australia, primero de la presente temporada. Según la FIA, “Alonso respondió a ese mensaje el 25 de marzo a las 12.31 –estaban en diferentes zonas horaria–. El correo incluía una sección llamada ‘Ferrari’ en la que dice: “Su reparto de pesos me sorprende; no sé si es fiable al 100%, pero al menos nos pone en sobreaviso”. Este correo continúa con un diálogo en el que se comparan los repartos de pesos entre McLaren y Ferrari. Por otro lado, asegura que De la Rosa contestó a Alonso el mismo día a las 13.02: “Toda la información de Ferrari es muy fiable. Procede de Nigel Stepney, su ex jefe de mecánicos. Ahora no sé qué puesto tiene. Es la misma persona que nos dijo en Australia que Kimi iba a parar en la vuelta 18. Es muy amigo de Mike Coughlan, nuestro jefe de diseño, y se lo ha dicho”.

En el mismo correo que De la Rosa envió a Alonso el 25 de marzo, afirmaba también que su equipo había probado un alerón trasero flexible que era “una copia del sistema que creemos usa Ferrari”, y se refería a un gas que utiliza Ferrari para el inflado de sus neumáticos que reduce la temperatura interna y el blistering. “Tendremos que probarlo, es fácil”, afirmaba, según la FIA, el barcelonés.A su vez, en la contestación de Alonso, éste afirma que es “muy importante” que McLaren use el mismo gas de inflado que Ferrari, porque “ellos tienen algo diferente y no sólo este año. Hay algo más y puede ser la clave. Esperemos poder usarlo en los test y que hagamos de ello una prioridad”.

La FIA también asegura que De la Rosa y Alonso hablaron vía e-mail del sistema de frenos de Ferrari y de las estrategias de este equipo en los repostajes.

La FIA también concluye que “la información incluía no sólo información técnica altamente sensible sino también información secreta sobre las estrategias deportivas de Ferrari”, y que De la Rosa “pidió y recibió información secreta de Ferrari de una fuente que sabía que era ilegítima”. La FIA agrega que “parte del personal de McLaren tuvo la intención de probar en sus propios test dicha información confidencial de Ferrari y que si no lo hizo fue sólo por motivos técnicos”. En definitiva, demoledo

No hay comentarios:

Publicar un comentario