sábado, 19 de noviembre de 2011

Un Madrid gris vence a un Valencia con merito.

El Madrid mantiene el liderato tras un dramático triunfo

Valencia 2 Real Madrid 3

El Real Madrid sufrió para mantener el liderato en Mestalla, en un partido en el que fue superior en la primera mitad y aprovechó sus opciones en la segunda, ante un Valencia que hizo méritos tras el descanso para no perder y que reclamó un penalti en el área de Casillas en la prolongación por manos de Higuaín.

Fue un encuentro emocionante, con goles, tensión, acciones de peligro, faltas y una gran intensidad por parte de ambos conjuntos, sobre todo en el segundo periodo, en el que se marcaron cuatro tantos. Hubo muchas opciones ante las dos porterías, pero la derrota fue un castigo excesivo para el Valencia.

Primera parte para el Madrid

El Valencia empezó el partido con un tiro peligroso de Tino Costa y con atrevimiento, tal y como se le vio ante el Barça en el partido que los azulgranas empataron a dos.

Sin embargo, el Madrid reaccionó rápidamente y tomó las riendas del juego de la mano de Xabi Alonso, que tomaba todas las decisiones del equipo blanco en ataque. De hecho, suyo fue el pase del primer gol del Madrid cogiendo por sorpresa a la defensa del Valencia, que se quedó dormida ante la escapada de Benzema, que controló y definió a la perfección.

Se llevaban veinte minutos de la primera parte y aunque el Valencia no se descompuso, no asedió con verdadero peligro la meta de Casillas. Por contra, el Real Madrid se aproximó en un par de jugadas y Alves sacó un balón con el pie ante Cristiano poco antes de que el encuentro llegara al descanso.

Festival de goles en la segunda mitad

El Valencia arrancó fuerte en la reanudación y también tuvo la primera oportunidad del segundo tiempo, pero Soldado no alcanzó el pase de Mathieu. A partir de ese momento, el partido cambió ya que el Valencia cambió por completo, se adueñó del balón y dominó al Real Madrid, que era el que jugaba a la contra.

Cuando mejor estaba el Valencia, el encuentro se trabó con faltas, tarjetas y algún enfrentamiento, lo rompió el ritmo del equipo local y se convirtió en un respiro para el equipo de José Mourinho, que además se encontró con el 0-2 en un córner rematado por Sergio Ramos.

Parecía todo decidido, pero faltaba mucho. Dos minutos después, Soldado redujo distancias con un gran gol que volvió a dar emoción al partido, aunque casi de inmediato llegó el 1-3, marcado en una contra por Cristiano Ronaldo que superó a Diego Alves tras una mala salida del portero brasileño.

Pero de nuevo reaccionó el Valencia. Un centro de Pablo permitió que Soldado metiera de nuevo a su equipo en el partido con el 2-3, en una segunda parte en la que el Valencia había sido más que el Real Madrid.

Al final, el Valencia se volcó sobre la meta de Casillas y tuvo sus oportunidades para empatar el partido. La más clara, la jugada final en la que primero Casillas sacó una mano milagrosa para desviar un cabezazo al larguero y, en la continuación, Higuaín sacó con el brazo desde el suelo el empate sin que el colegiado Teixeira Vitienes señalara penalti.

Fuente: www.sport.com

martes, 15 de noviembre de 2011

Cristiano saca billete para la eurocopa

Ronaldo marco dos goles y fue decisivo en la victoria de su equipo

La selección portuguesa consiguió la clasificación para la Eurocopa tras golear a Bosnia por 6-2. Cristiano Ronaldo -con dos goles- tiró de su mejor versión para ayudar a su selección a estar en la cita continental.

No decepcionó el partido y no decepcionó Cristiano, que hoy tenía todos los focos apuntándole. Su actuación ante Bosnia sirve para quitarse de encima -al menos durante una temporada- ese sambenito de que con su selección no rinde. En Da Luz no sólo marcó dos tantos, sino que se echó el equipo a la espalda al principio. En ese momento del partido en el que los bosnios eran más peligrosos.

Abrió el marcador pronto con un gol de falta. Un tanto al que ayudó algo la mala colocación de Begovic en el momento del lanzamiento. Nani también dio un golpe sobre la mesa con un latigazo desde la frontal del área. Un golazo el del United.

Fue tras el segundo gol cuando Bosnia salió de su letargo. Dzeko, con un remate al poste, dejó claro que la historia del partido no había hecho más que empezar. Coentrao -uno de los mejores del encuentro- tocó un balón con la mano dentro del área y ese penalti lo transformó Misimovic en gol antes del descanso. Inexplicablemente, Portugal se marchó a vestuarios con el runrún de que un gol les dejaba fuera de la Eurocopa. Eso, a pesar del partidazo que habían hecho en los primeros 45 minutos.

La segunda parte, el partido y la repesca quedaron marcados por lo ocurrido en el minuto 53. Cristiano Ronaldo marcó el 3-1 tras un buen pase entre líneas y esa jugada acabó, además, con la expulsión de un jugador bosnio. Lulic protestó airadamente la jugada del gol porque entendió que era fuera de juego. El árbitro le mostró la segunda amarilla y desequilibró el partido.

Tardó en notarse el efecto de esa expulsión porque los bosnios lograron recortar distancias, otra vez, con un gol de Spahic. Un tanto, por cierto, en fuera de juego.

No hubo miedo en las filas portuguesas con el 3-2. Al contrario. Sabedores de que eran mejores y que se encontraban en superioridad numérica, aplastaron a su rival sin piedad. Postiga -por partida doble- y Veloso -con un golazo de falta- finiquitaron el partido ante una afición entregada.

Portugal estará en la próxima Eurocopa. No podía faltar a esa cita Cristiano Ronaldo. Uno de los mejores futbolistas de nuestra época.

Fuente: www.Marca.com