viernes, 25 de mayo de 2012

El Barcelona Campeón de Copa 2012

    Guardiola se despide del club blaugrana con un trofeo mas en su palmares.

El Barcelona de Pep Guardiola termina su gloriosa etapa con un nuevo título, el mismo con el que abrió el ciclo y ante el mismo adversario: la Copa del Rey ante el Athletic. Los blaugranas superaron sin concesiones a un Athletic nuevamente desbordado en una final, como ya le sucedió en Bucarest. En el minuto 2, Pedro ya había adelantado al Barça y más tarde Messi, en el 20, y nuevamente el canario en el 24' dejaron el resto de la final sin historia.


La Copa del Rey endulza una temporada sin Liga y sin Champions. Se va Guardiola, pero su legado permanecerá para siempre en un Barcelona que hace lo que sabe como nadie, lo que resulta ser una maravilla para la vista.

El Barça resolvió la final en los primeros 25 minutos. El 2-0 definió el partido. El Athletic, cándido, regaló un balón, Busquets convirtió una recuperación en un primer toque ofensivo e Iniesta sacó el tiralíneas para asistir a Messi, que marcó su gol oficial número 73, una cifra que sería casi sobresaliente para el global de un buen equipo. El Athletic, eso sí, tuvo un motivo de queja. Ni Fernández Borbalán ni su asistente vieron, increíblemente, un agarrón nítido de Piqué a Llorente. El penalti y la roja, posiblemente la única opción del Athletic de meterse en el partido, se esfumaron. El Barça terminó la primera parte 3-0 y sin hacer una sola falta (la del penalti voló).

 Bielsa, como hizo en Rumanía, buscó soluciones al descanso dando entrada a Iñigo Pérez y Ander. Javi Martínez siguió siendo centrocampista ante la ausencia de Iturraspe y la segunda mitad le sirvió a Guardiola para saborear lo que ha construido y que deja en manos de Tito, el discípulo del maestro. La final se igualó, pero ya todo daba igual. Pep acabó levantado la Copa al cielo. Puede irse orgullosísimo, no con la cabeza bien alta, sino con una corona en la cabeza.

Adios Pep

Merecía un final así. El ultimo titulo que cierra la etapa más brillante de la historia del club. Infinidad de títulos -14 de 19- y la imagen de un equipo legendario que, bajo su batuta, alcanzó la excelencia en su juego. Fue la despedida más bonita que se le podía brindar. La última Copa del 'Pep Team.

Guaridola fue abrazando uno a uno a todos sus jugadores y haciendo tambien lo propio con el staff tecnico del club, el ultimo abrazo y el mas intento se lo ha dado a su amigo y sucesor en el banquillo del barcelona Tito Vilanova

domingo, 20 de mayo de 2012

El Chelsea Se Proclama Campeón de Europa


Contra todo pronostico el equipo de Di Matteo se alza con la Champions League

El Chelsea se ha impuesto al Bayern en la tanda de penaltis tras un partido frenético en el que la emoción superó por mucho al buen fútbol. Müller y Drogba marcaron en los minutos finales del tiempo reglamentario y la prórroga, en la que Robben falló una pena máxima, no sirvió para decantar el duelo así que todo se decidió desde los once metros. Mata falló el primer penalti pero los errores de Olic y Schweinsteiger permitieron que Drogba, autor de la última pena máxima, se coronase como rey de esta Liga de Campeones.

Un equipo básicamente defendió. Bastante bien. Otro atacó. Muy bien. Pero sólo se les pudo separar en la ruleta rusa de la tanda de penaltis.

Drogba, quizá en su última noche con el Chelsea, le dio su primera Copa de Europa al club, inicialmente con su empate casi al final del tiempo reglamentario y luego con el penalti definitivo. Y así la final fue el colofón a la temporada, un espejo de lo que se ha visto este año. Ocasiones marradas, posesión que no se concretó en éxito y equipo con perfume a rancio que llegó hasta aquí jugando como se hacía hace 20 años. Se debatirá la bondad de ese estilo, pero igual a los equipos hay que juzgarlos por su capacidad por sacar el máximo provecho a su potencial.

Con la Champions bajo el brazo, los jugadores del Chelsea acudieron a su hotel de concentración para celebrar el título junto a sus familias. En Londres se desató la euforia. Los hinchas del Chelsea invadieron las calles para celebrar su primera Champions.

Nueve años después del aterrizaje de Roman Abramovich, el club londinense logró inscribir su nombre junto al de los grandes de Europa. .La Copa de Europa, por la que Abramovich lleva suspirando desde 2003 y en la que ha invertido, sólo en fichajes, la friolera de 900 millones de euros.

Desde aqui solo queda decir: Felicidades Campeón.