jueves, 30 de agosto de 2007

Homenaje a Puerta; homenaje al fútbol

LE ENDOSÓ UNA 'MANITA' AL VIGENTE CAMPEÓN DE ITALIA

Los jugadores del Barça recordaron a Antonio Puerta antes del partido (foto: )

El Barça se adjudicó la 42ª edición del Trofeo Joan Gamper ante un Inter desbordado por el acierto de los de Rijkaard. Los homenajes a Puerta y Casaus pusieron la nota emotiva antes del partido y el buen juego y los goles completaron una fiesta agridulce.

Tras un sentido minuto silencio, el balón echó a rodar todavía con el eco del 'Cant dels Ocells' impregnando las gradas de un Estadi ansioso por ver al Barça lavar la mala imagen mostrada en el primer partido de Liga ante el Racing.

La primera parte fue un festival de fútbol y goles. Era otro Barça. Rijkaard confió en Henry, Ronaldinho y Giovani para cambiar de estilo. Y muy pronto se vio que había acertado. El francés ya recuerda al que galopaba por la Premier con el Arsenal y Giovani pide a gritos ser titular.Gracias al mexicano llegó el primer gol. Robo de balón del Barça en la medular (sí, sí, han leído bien), pase en profundidad a Giovani y Chivu cometía penalty derribando sin piedad al joven canterano cuando éste ya se disponía a chutar. Ronaldinho, inapelable, anotó el 1-0 y lo dedicó con gesto serio al cielo.

La noche empezaba bien. Y gracias a Giovani continuó mejor. Nuevo robo en la medular de Touré (esto ya recuerda al mejor Barça de Rijkaard) y pase en profundidad al extremo mexicano quien, sin despeinarse, quebraba a Chivu y batía a Toldo de un zurdazo espectacular (2-0, 11').

Deco hizo pareja con Xavi en detrimento de Iniesta y el equipo ganó en llegada. Hasta Touré se sumaba con alegría al ataque y las jugadas terminaban, a diferencia del domingo en Santander, con cierto peligro. Precisamente, en una de estas incorporaciones, el de Costa de Marfil pescó un balón y soltó un zapatazo tremendo que pasó entre las piernas de Chivu (qué poco afortunado estuvo el central pretendido este verano por Barça y Madrid) y se coló de nuevo en la portería interista (3-0, 37').

En la segunda parte Rijkaard renovó medio equipo. Valdés, Milito -que debutaba-, Thuram, Iniesta, Messi, Sylvinho y Eto'o entraron en juego con la idea de seguir deleitando a la grada. Laporta observaba satisfecho desde el palco: por la tarde la Asamblea aprobó los presupuestos y por la noche el equipo ya daba síntomas claros de mejorar.

Eto'o no tardó en querer sumarse a la fiesta. Pared con Henry y primera ocasión de la segunda parte; el camerunés se quedó solo ante Toldo después de tirar un caño y casi marca el cuarto pero en el esfuerzo hizo un mal gesto y se lesionó en el muslo y es duda para el domingo.Rijkaard hizo entrar a Motta en su lugar pese a los intentos del africano por seguir. Y el espectáculo, anoche ajeno a todo, prosiguió. Una buena jugada de Messi terminó con un pase interior a Iniesta que el canterano transformó en el cuarto gol cruzando magistralmente ante Toldo a la escuadra (4-0, 10').

Rijkaard dio entrada a Marc Crosas por Touré pero fue otro mediocampista con menos futuro en el Barça el que se sumó a la fiesta de goles. Un córner lanzado por Deco fue rematado impecablemente de cabeza por Motta a gol (5-0, 78').

Un guión que no variaría hasta el final del partido. El Barça se adjudicó el 42° Gamper de la historia con una 'manita' al Inter y, lo que es mejor, se reconcilió con su afición y dio el mejor homenaje al fallecido Antonio Puerta: un gran espectáculo de fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario