lunes, 20 de agosto de 2012

El Barcelona arrasa y el Madrid tropieza


El FC Barcelona debutó en el campeonato de Liga con una contundente y convincente goleada ante la Real Sociedad. No está nada mal. Messi empezó la temporada enchufado y David Villa regresó a los terrenos de juego con un gol

Por otra parte las paradas del brasileño Diego Álves frenaron el ímpetu del vigente campeón, el Real Madrid, que no pasó de un empate ante un Valencia que sacó oro de su único remate entre los tres palos.

FC Barcelona - Real Sociedad (5-1)

 El fútbol regresó al Camp Nou en el mejor nivel que lo dejó Pep Guardiola. Más que recordar al Barça que dejó Pep como legado, el juego del equipo de Vilanova evocó el ciclón blaugrana de los inicios de su época dorada. Ese Barça que liquidaba los partidos en un cuarto de hora, que acogotaba al rival en base a una presión asfixiante en su propio terreno de juego y en el que todos se querían sentir protagonistas.

Los primeros minutos fueron vertiginosos. Los tres primeros remates acabaron en gol. Empezó el Barça marcando mediante el gol ese que tienen patentado Xavi sacando el córner y Puyol rematándolo. Respondió la Real con un veloz contragolpe de Chory que pilló a Alves Dios sabe donde, pero en cuanto hay dudas, aparece Messi.

En cinco minutos (del 10 al 15), Leo acabó con el partido. Antes de finalizar la primera parte, Pedro puso el cuarto. Pero faltaba la guinda. La reaparición de Villa y su gol tras estelar jugada de Iniesta. Una noche perfecta para el culé.

Real Madrid - Valencia (1-1)


Volaron dos puntos del Bernabéu en la primera jornada. Se los llevó el Valencia sin necesidad de mucho arte, aliado con los elementos, explotando el desplome general de un Madrid irreconocible por el bajo rendimiento de alguno de sus mejores jugadores. Ya fuera por el calor aplastante, por los desajustes del debut o por la sucesión de calamidades físicas que padeció el equipo blanco, lo evidente es que al campeón no le respondieron las piernas ni le fluyeron las ideas.

El Real Madrid salía a imponer su ley, con la novedad de 'Lass' Diarra al mando junto a Xabi Alonso.fue un partido lentorro y trabado. El Madrid no desprendía la electricidad que le hizo intratable la pasada temporada. Solamente Di María mostraba otro nervio y apoyado en su izquierda de oro rompió la hipnosis general con una asistencia de lujo a Higuaín, que anoto tras dos magnificas paradas de alves.

El Valencia se atrevió a jugárselo todo a una carta en una falta al borde del descanso y empató. Jonas clavó un remate de cabeza y en el salto quedaron muy malheridos Casillas y Pepe. Estaba escrito: no era la mejor tarde del campeón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario