miércoles, 24 de octubre de 2012

Victoria "in extremis" del Barcelona


El Barcelona tuvo fe hasta el último suspiro y obtuvo su recompensa con un gol de Jordi Alba en el tiempo añadido. Los de Tito protagonizaron el dominio del balón durante todo el choque y dejan prácticamente sentenciado el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones tras superar por 2-1 al Celtic de Glasgow.

El Celtic, que en sus tres anteriores visitas al Camp Nou había encajado únicamente un gol volvió a repetir esa receta del catenaccio escocés, que lejos de ditirambos tácticos apela a correr como perros y ceder los saques de banda y los córners que sean necesarios. Todos los ganaron. Un córner en contra era sinónimo de pelota recuperada para los de Lennon.

A base de intentarlo una y otra vez, el Barça pudo remontar la situación. Primero con un gol de tiralíneas de Iniesta tras una pared con Messi y Xavi a una velocidad que el ojo humano no es capaz de captar y se culminó, sobre la bocina, gracias a la fe de Alba, que le comió la tostada a los escoceses. Triunfo, sí, pero toca meditar.

5 comentarios:

  1. hello...blogwalking here
    have a nice day

    regards
    http://haddadlove.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. congratulations to barcelona, ​​I was one of the fans and the success for you

    ResponderEliminar
  3. Very nice post
    thank you very interesting information
    greetings successful

    ResponderEliminar